?> Néstor Benítez Imazio Arquitectos » Rehabilitaciones de fincas comunitarias

Rehabilitaciones de fincas comunitarias

Edificios plurifamiliares de viviendas para comunidades de propietarios

A menudo los edificios plurifamiliares de viviendas necesitan una serie de trabajos de rehabilitación integral o puntual de alguna parte en concreto. Este estudio de arquitectura ofrece la solución integral como apoyo técnico para acometer estos trabajos. El ofrecimiento abarca desde la gestión técnica completa hasta el mantenimiento posterior. Estos trabajos de rehabilitación los realiza una empresa especializada en rehabilitaciones, sin embargo es necesario dar unos pasos previos que consisten en la inspección a fondo para evaluar el alcance de los trabajos a implementar, y una vez evaluados se establecen una lista de prioridades dependiendo de la urgencia de los mismos o de su peso económico, el cual dependerá del valor absoluto de los mismos o del valor relativo según la finca de que se trate, todo esto siempre bajo la tutela económica y administrativa del Administrador de fincas.

Entre las partidas más comunes que se suelen acometer al rehabilitar o reformar una finca están:

La fachada o fachadas del edificio. Es la rehabilitación más común, sobre todo la principal, ya que al dar a la calle es la cara visible del edificio y la que siempre tiene que tener la seguridad garantizada, de cara al paso de los transeúntes. Puede ir desde un simple repaso de pintura, hasta un reemplazo completo del revestimiento, pasando por el asegurar todos sus elementos susceptibles de mantenimiento para garantizar la seguridad de la vía pública. Esta partida viene acompañada por el sume de los medios auxiliares, como andamios tubulares o colgantes, trabajos en altura, o el sistema que se emplee para cada caso. Patios de luces y ventilación. Como en el caso de las fachadas, esos elementos importantes de una finca necesitan su periódico mantenimiento, el cual es más complejo de lo que aparenta. Además de los paramentos propiamente dichos, que requieren mantener en buen estado su revestimiento, también hay en ellos otros elementos como ventanas, con sus vierteaguas, bajantes de desagües, tubos de ventilación de cocinas y caldeas, tubos de alimentación de agua, gas o electricidad, y demás elementos subsidiarios que también necesitan un adecuado mantenimiento. Como en las fachadas, aquí también intervienen los medios auxiliares para trabajos en vertical, con el asumen de sus eventuales riesgos. Medianeras. Como en fachadas o patios, las medianeras también necesitan de su cuidado y mantenimiento, para lo cual es menester rehabilitar o restituir, según el alcance de la intervención, su revestimiento. Muy a menudo se opta por la instalación de un adecuado tabique pluvial. Aquí vuelve e a entrar en juego el uso de andamios u otro sistema auxiliar para trabajos en altura. Las escaleras comunitarias, incluyendo todos los espacios comunes interiores, como vestíbulo y rellanos. Intervenciones en la mayoría de casos que consisten en mejorar los acabados de paramentos verticales, y reemplazo de revestimientos de pavimentos o peldañeados, aparatos de iluminación o puertas de acceso a las viviendas. Eventualmente cabe estudiar la posibilidad de incorporar una rampa para minusválidos en el vestíbulo o la adaptación de éste para la instalación de un ascensor. Instalación de ascensores. Cada vez más se están instalando ascensores en fincas antiguas que carecen de ellos. Para ello se debe estudiar en detalle cuál es el espacio idóneo para su emplazamiento, como patios de luces, huecos de escalera o un rincón de los rellanos, en caso de que sean lo suficientemente espaciosos. Muchas veces, aunque no lo parezca se puede encontrar una solución, ya que hay cabinas adaptadas especialmente para edificios existentes. Instalaciones comunes. La alimentación de electricidad, agua, o gas requieren de una puesta a punto con la aplicación de las normativas vigentes de las instalaciones comunes, desde su acometida desde la línea de calle, hasta sus puntos finales de consumo, que constituyen las unidades de vivienda. De esta manera a veces hay que actuar en diversos puntos de la finca para poder hacer posibles esta mejora de las instalaciones, desde los respectivos armarios donde se alojan los contadores, pasando por el tendido de tuberías, a través de patios, escaleras, vestíbulos. Todo esto se requiere que se realice bajo estrictos controles de seguridad. Desagües. El mismo concepto se debe aplicar a la mejora de la red de desagües del edificio, donde afecta no sólo al tendido de bajantes por patios o conductos interiores, sino también al subsuelo bajo el pavimento de la Planta Baja, por donde transcurren los albañales y arquetas hasta su evacuación a la recogida de la calle. Cubiertas inclinadas o planas, accesibles o no. En función del tipo de cubierta y acabado, ésta termina deteriorándose, por lo que es necesario en un período de unos 10 años se rehabiliten. Las rehabilitaciones más habituales hacen hincapié en su impermeabilización, para evitar así filtraciones de agua o humedades. Al mismo tiempo se trata la renovación de los acabados, los cuales pueden ser de tejas, pizarra en las cubiertas inclinadas, o de rasillas, o diferentes tipos de gres en el caso de las terrazas planas accesibles.



Deja un comentario